CUENTOS ARCANOS

Mi atracción por el tarot comenzó hace más de veinte años, a medida que lo he ido estudiando me he dado cuenta de que más que un método de adivinación es como una caja de herramientas multifuncional que nos ayuda a conectar con las profundidades del subconsciente, pues sus claves simbólicas y arquetípicas encierran dentro de sus arcanos una expresión en miniatura de las leyes universales. Tener un mazo de tarot a la mano es como tener en la punta de los dedos todos los aspectos dimensionales del mundo que nos rodea, cada arcano es una pieza de este rompecabezas llamado vida, una especie de llave que abre la puerta a un aspecto específico de la psique colectiva.

Siempre quise escribir textos creativos basados en el tarot, en este 2021 finalmente me decidí, estaré posteando por aquí cuentos inspirados en los arcanos mayores. Hay un personaje que viene siendo el hilo conductor de todas las historias, él es un gran conocedor del tarot, pero recordemos que del conocimiento a la obsesión a veces la distancia es corta, a medida que estas historias vienen a mí -porque sostengo que quienes escribimos no somos más que meros canales para que las historias puedan expresarse- este personaje se me va develando, poco a poco, en toda su complejidad. No le pondría una etiqueta, él es quizás un buscador ¿acaso no lo somos todos? Él espera el gran milagro o la gran revelación ¿acaso no lo hacemos todos? Y en su búsqueda y su espera hiere y es herido, como todos.

Estos cuentos comienzan con el Arcano 0: El Loco. Hay un debate en constante desarrollo respecto a si el Loco abre o cierra el camino de estas 22 estaciones, para mí lo abre, por eso inicio con el cuento inspirado en él. El Loco es el inicio, ese que parte sin expectativas, pero se va transformando a medida que avanza.

Aquí estaré compartiendo un número limitado de estos Cuentos Arcanos, ya que los mismos forman parte de un libro en construcción en el cual aparecerán todos los cuentos correspondientes a los 22 arcanos mayores. De momento te invito a disfrutar los que voy posteando por esta vía.

Bienvenido/a.

El balido de los corderos

Uno de los lobos pareció decidido a atacar, retrocedí algo más de prisa y tropecé, probablemente con una roca; al caer al suelo de inmediato el lobo saltó sobre mí, pero instintivamente levanté el cetro al verlo venir en el aire.

Continuar leyendo

Germinar el desierto / La Emperatriz

Días después, durante la noche, sucedió algo inusual: llovió. Apenas rompí fuentes se desató una lluvia torrencial que amenazaba con llevárselo todo. Caí al suelo con un grito de dolor, Ernesto me cargó y me llevó hasta la cama. No había ni un ápice de angustia en su rostro.
—No me dejes morir —le suplicaba yo.
—Tranquila, no morirás, te necesitamos para que sigas dando vida…

Continuar leyendo

Visiones de granada / Suma Sacerdotisa

—Lo que tienes que hacer —me dijo mirándome con esos ojos azules que me estremecían —es consumir la pulpa de una granada madura mientras estás metida en el río durante la próxima luna llena.
Sentí miedo, desde todo punto de vista aquello era brujería. Él pareció leer mi mente, deslizó su mano por mi mejilla y agregó:
—Si quieres descifrar el mensaje de la Sacerdotisa, esa es la manera.

Continuar leyendo

Pronto volverá la niebla II / Mago

El hallazgo de esta carta me impresionó de tal modo que olvidé darle comida a Atila. Caminé a mi remolque absorto en la contemplación de la imagen, era evidente para mí la coincidencia entre los objetos que estaban sobre la mesa del Mago y los que la muerte me había legado: la moneda, el cáliz y el báculo, pero me faltaba la espada. Por la noche, sentado afuera del remolque, contemplaba la carta cuando el sonido de una voz masculina me sobresaltó: “Como es arriba es abajo”…

Continuar leyendo

Pronto volverá la niebla / Mago

Ese fue un año extraño, la primavera tardaba en llegar, el final del invierno trajo más niebla de lo habitual, como si todo lo que aconteciera debiera permanecer oculto bajo un velo. Tal vez eso influyó en que papá tomara la decisión de suicidarse, esa fue la primera vez que vi la muerte…

Continuar leyendo

No toda caída es la muerte / Loco

Dijeron que yo maté a toda la familia: a las dos niñas, al niño, a los padres, incluso a los peluches. Cuando la policía me encontró yo estaba inconsciente, más tarde supe que tenía las manos manchadas de sangre y un fuerte golpe en la cabeza, culpable de la amnesia que todos creyeron que fingía para evadir la condena…

Continuar leyendo
A %d blogueros les gusta esto: