Colibrí de telaraña

Esta mañana, en un cuarto donde todo era mecánico, descubrí un colibrí hecho de telaraña, la brisa agitaba su frágil figura y la luz del bombillo reflejaba su sombra, su silueta en la pared parecía querer emprender un rápido vuelo. Me pregunté si la araña lo había tejido en sus horas de ocio para deleitarse en su contemplación o para visualizar la posibilidad de su próxima presa.

©Nidesca Suárez

Publicado por Nideska Suárez

Escritora venezolana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: